Regístrate ahora

Obtén €1000 bono

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta €400 • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo €10 • Requisito de apuesta x70 veces 

Términos de la promoción

Registrarse

Consejos para ganar al blackjack

Fuente: Pixabay

El blackjack online es hoy por hoy uno de los juegos favoritos en todo el mundo. Bueno, no solo en la actualidad, y es que siempre ha sido reconocido como uno de los más emocionantes de todos los que se encuentran en un casino. Y no solo emocionante, también muy rentable como pueden demostrar unos estudiantes del MIT que se hicieron ricos en los años 90. ¿Su truco? Seguir una estrategia, algo con lo que vamos a ayudarte aquí mostrándote algunos sencillos consejos para que puedas ganar al blackjack.

Algunos detalles a tener en cuenta

Sentimos decírtelo, pero lo que vamos a ofrecerte aquí no es una selección de trucos con los que conseguir que la banca pierda una vez tras otra. Esto es imposible y, en el caso de que suceda, suele esconder algo más que simple suerte.

Eso sí, hay formas de jugar que son capaces de ayudarte a tener mayores probabilidades de conseguir la victoria en el blackjack, sencillos consejos que, en muchas ocasiones, los jugadores olvidan por no mantener la cabeza fría.

Ahí tienes ya un buen consejo: juega siempre de forma racional y respeta tus propios límites. Estas fronteras deben quedar establecidas justo antes de comenzar la partida, ya que después la adrenalina no te dejará tomar decisiones demasiado acertadas.

Por último, procederemos a aclarar 2 conceptos que vas a ver a partir de ahora con frecuencia. Se trata de los de mano dura y mano suave en blackjack. Dicho de una forma muy simple: las manos duras serán aquellas en las que se tengan 2 cartas sobre la mesa y ninguna de ellas sea un as. Por el contrario, la mano blanda es cuando se tienen 2 cartas y una de ellas sí es un as.

Sin más, vamos con esas estrategias que tanto te servirán para conseguir tu objetivo.

Elegir el momento de pedir carta

Para jugar al blackjack, es fundamental que sepas cuándo debes pedir una carta más, ya que de ello depende que consigas la victoria o que tus naipes sumen más de 21 y te quedes fuera de la partida.

Así, por ejemplo, si tienes una mano dura con una puntuación que esté entre 4 y 8, siempre conviene pedir una carta más. Si tu mano dura ha salido en torno a los 12 o los 16 puntos, te arriesgarás bastante con una nueva carta, aunque corres un riesgo que puede llegar a ser asumible.

Las manos suaves son más problemáticas para pedir una nueva carta, puesto que ya dispones de un as en ellas. Si tienes más de 16 puntos, lo mejor es que no intentes pedir una nueva carta, pues hay muchas probabilidades de que termines superando los 21 puntos que te harán perder en el blackjack.

Decidir el momento de plantarse

Está relacionado con el anterior punto y puede ser uno de los grandes movimientos de un jugador cualquiera de blackjack. Saber cuál es el momento perfecto para dejar de pedir cartas aumentará tus posibilidades de victoria, aún más que saber cuándo pedir carta.

Así, si tienes una mano dura que gire en torno a los 17 puntos, el momento de plantarse ha llegado sin duda. Lo mismo sucede con las manos suaves de 18 puntos, siempre que el crupier tenga una puntuación de entre 2 y 6 puntos.

Por último, aunque puede que no haga falta que te lo digamos, si tienes 19 o 20 puntos en cualquier mano, lo mejor que puedes hacer es plantarte y esperar, ya que casi todas las jugadas darán como resultado que excedas los 21 puntos que el blackjack tiene como límite.

BlackjackFuente:Pixabay

¿Doblar la apuesta?

Doblar la apuesta que has hecho al comienzo de tu mano de blackjack es una de las acciones más delicadas que puedes llevar a cabo, pero también una de las más rentables. Siguiendo con los ejemplos de manos suaves y blandas, lo cierto es que hay situaciones que pueden animarte a doblar la apuesta sin que el riesgo de pérdida sea demasiado alto.

Uno de estos casos es el de tener una mano dura de inicio con una puntuación de 9 y que el crupier esté jugando con una puntuación inicial de entre 2 y 6 puntos. La estadística muestra que este es un buen momento para doblar la apuesta, aunque no es el único.

Si tienes una mano suave de entre 16 y 18 puntos y el crupier juega con cartas que valen entre 2 y 6 puntos, la experiencia dice que doblar la apuesta puede ser una gran idea.

Con todo, no olvides nunca que el blackjack es un juego de azar y que, por lo tanto, no tiene que terminar tal y como las estadísticas predicen, y es que la diosa de la fortuna siempre está haciendo de las suyas para que haya más emoción en el juego.

Llegó el momento de rendirse

La opción de rendirse en blackjack siempre está en la mano de los jugadores, aunque muchos de ellos lo desconozcan. La rendición en este juego tiene una sola ventaja: perder la mitad de la apuesta inicial y recuperar la otra mitad.

Así, existen algunos casos que invitan a tomar el camino de la prudencia y rendirse para no perder todo el montante apostado. Esta es una de las estrategias más seguidas por los jugadores profesionales, expertos que saben administrar sus recursos y detenerse cuando la situación no pinta bien.

Pero ¿cuál es el momento perfecto para rendirse? El ideal es cuando de partida se tiene una mano dura de 16 puntos y el crupier inicia con 10 puntos. En este caso, la rendición es la mejor estrategia posible y una buena forma de recuperar parte de lo apostado al principio de la mano.

Como has podido comprobar, las anteriores estrategias no tienen nada que ver con el conteo de cartas o con cualquier otro truco, ya que no son nada efectivos en el blackjack online. Eso sí, las estrategias de juego que te hemos mostrado son muy útiles para aumentar las posibilidades de victoria y para reducir pérdidas, por lo que deberías seguirlas y dejar de jugar por impulsos o corazonadas.

 

Registrarse
Microgaming anota de vuelta con Break Away Deluxe La industria de la música renace de sus cenizas