Regístrate ahora

Obtén €1000 bono

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta €400 • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo €10 • Requisito de apuesta x50 veces 

Términos de la promoción

Registrarse

Locos por las apuestas

Apuestas, Apuestas extrañas, Apuestas raras

Howard Lederer, el famoso apostador vegetariano que comerá hamburguesas por el precio correcto; Spin Palace BlogFuente: Picasa

Los grandes torneos de póker reúnen jugadores de talla mundial que hacen su fama con ganancias de ruleta, blackjack, tragamonedas y póker de torneos de casinos en línea, casinos físicos y sitios especializados en apuestas, como las deportivas. Estas personas suelen ser bastante pasionales con los desafíos, al punto en que, a veces, se ponen tan competitivas entre sí, que no se les ocurre mejor idea que pensar en apuestas ridículas o muy exigentes, y otras veces en cosas que se van de mano. Lo común es apostar por dinero. Para lo no común, te mencionamos 7 de los más raros desafíos.

1. Vaca, vaca… vacaciones del vegetarianismo

Howard Lederer, conocido como “el profesor” (por su barba tupida) y ganador de dos Series Mundiales de Póker (WSOP, por sus siglas en inglés) es uno de los jugadores de las grandes ligas, y un apostador acérrimo. Por cuestiones de peso, y por recomendación de su médico, debió convertirse en vegetariano para poder bajar de peso (llegó a pesar más de 140 kg) y someterse a un bypass gástrico para salvarse. Lederer logó bajar 35 kilos, practicando el vegetarianismo como religión. En una ocasión, entre 2006 y 2008, su contrincante de póker, David Grey, le apostó 10 000 dólares a que no se comería una hamburguesa con queso y carne de res. Pero, para sorpresa de todos los asistentes al torneo de EE. UU., Grey perdió, ya que Lederer cedió a las tentaciones: la carne y el dinero fácil.

2. ¡Mamma mía!

Brian Zembic es otro aficionado a las apuestas extrañas que hará de todo para ganar. En 1996, se comprometió a colocarse implantes mamarios para obtener 100 000 dólares. Apostó que los tendría durante un año. Como hombre heterosexual, resulta extraño que se sometiera a este tratamiento, pero, aparentemente, hizo incluso más dinero mostrándolos, ya que recibía más de 10 000 dólares al año. Y, de hecho, mantuvo los implantes durante 20 años, hasta que decidió quitárselos en 2016.

Bertrand Grosspellier, un gran ganador de los torneos de póker, no así de las apuestas raras con su amigo Katchalov; Spin Palace BlogFuente: www.bertrandgrospellierpokerfan.com

3. Borrachos empedernidos

Este fue un momento que se fue un poco de las manos. En 2013, un hombre le apostó a su esposa que los Bears le ganarían a los Packers en el enfrentamiento de fútbol americano. El perdedor recibiría unos disparos con la pistola paralizante, que emite descargas eléctricas. Parece que ambos estaban con un par de copas demás, porque su mujer aceptó, pero perdió la apuesta. Lo que al principio parecía divertido se volvió doloroso. Luego de la tercera descarga, la mujer llamó a la policía para denunciarlo. El hombre fue arrestado por estar en posesión de una pistola paralizante sin una licencia, algo ilegal en Wisconsin.

4. Amigos en llamas

Parece loco pensar que nuestros amigos serían capaces de lastimarnos a propósito, pero con nuestro consentimiento, se ve que no es un problema. Al menos así lo vivió un grupo de jóvenes en Georgia, cuando, en 2012, William Bonner apostó a sus amigos borrachos en un bar de Augusta que sería capaz de prender fuego su cara con un chupito de ron. Para sorpresa de todos, así fue. Con ayuda de sus amigos alcoholizados, estos vertieron el Bacardi 151 sobre la cabeza de Bonner, que se prendió con un fósforo. William rápidamente buscó apagar las llamas, y terminó siendo ingresado al hospital Doctors Hospital en condición crítica. Evidentemente, las llamas de esa amistad se han apagado…

5. Ruleta rusa

En Rusia, un hombre extremadamente valiente y desesperado decidió apostar a su esposa en medio de una partida de póker en 2004. Andrei Karpov decidió jugarse sus cartas contra las de Sergey Brodov, y perdió. Cuando su esposa Tatiana se enteró, no solo se divorció de Karpov, devastada por haber hecho algo semejante. Si bien Karpov perdió todo, por fortuna para ella, Brodov resultó ser una gran persona. Tatiana fue la gran ganadora, cuando decidió casarse con Brodov. Actualmente dicen ser muy felices.

Harry Wilson, el futbolista que le ganó un premio enorme a su abuelo; Spin Palace BlogFuente: Sportinglife.com

6. Entrenar la lengua o las piernas

En el torneo de WCOOP de 2012, Eugene Katchalov, de origen ucraniano, y su amigo, Bertrand “Elky” Grospellier, de origen francés, decidieron realizar un desafío interesante antes de comenzar el torneo mundial: quien terminara con menos puntos en la serie debería aprender el idioma del contrincante en menos de un año. Al menos lo suficiente como para hacer una entrevista corta antes del torneo PokerStars Caribbean Adventure en las Bahamas. Si no lo conseguía para esa fecha, debería participar en media maratón, y si tampoco conseguía aquello, correría una maratón completa. Elky perdió la apuesta, y todo parece indicar que deberá correr la maratón completa.

7. Apostando al futuro

Allá por el año 2000, Peter Edwards, el abuelo de Harry Wilson (extremo de Liverpool), tenía tanta fe en su nieto que estaba dispuesto a apostar por ello. El hombre de origen inglés ingresó a la casa de apuestas de William Hill y aseguró, por 50 libras esterlinas, que su nieto de menos de 3 años algún día jugaría para la selección nacional de fútbol de Gales. Las probabilidades eran de 2500 a 1 en su contra. Pero 14 años más tarde, Edwards logró recolectar más de 150 000 euros. De hecho, los ancianos que apostaron en su contra debieron organizar una colecta para poder pagarle. ¡Linda jubilación para el abuelo!

Registrarse
Dime cuanto cumplen y te diré que regalar El estado islámico actualmente