¡SPIN PALACE TE DA LA BIENVENIDA!

Obtén 200 € bono

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta 400 € • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo 10 € • Requisito de apuesta x70 veces 

Términos de la promoción

Registrarse

Llegaron los clones digitales: el peligro del deep fake

La tecnología deep fake aterroriza al mundo

Tal vez en algún momento escuchaste nombrar el término, pero lo más probable es que no tengas idea de que, con algunos clics, una persona puede crear una réplica tuya. Y no una réplica estática, sino una réplica que mueve la boca, los ojos, y que se expresa de la misma manera que vos, hasta el más mínimo detalle. Bienvenido al mundo de las deep fakes, una tecnología que te puede hacer reír, pero también podría volverse tu peor pesadilla.

¿Qué son las deep fakes?

El término se utiliza para aquellos videos que, gracias a la inteligencia artificial, utilizan técnicas de aprendizaje profundo. Podés encontrarlo como "deep fake" o "deepfake". Lo cierto es que se trata de crear un video donde una celebridad -un político, un actor, un cantante- esté diciendo o haciendo algo inverosímil, que causaría estupor entre sus seguidores. ¿Cómo lograr que una celebridad diga o haga algo que en la realidad nunca sucedió? Con la edición de imágenes y video. El proceso necesita un video original que sirve de soporte para crear el producto nuevo. Por ejemplo, hace poco empezaron a aparecer videos porno con actrices conocidas como Gal Gadot. ¿Gal Gadot filmó pornografía?

¡Rotundamente no! Sino que personas con cierta experiencia, más un software potente, tomaron la imagen de Gal para insertarla en el video de otra mujer. Lo más sorprendente es que cada vez cuesta más darse cuenta de la diferencia entre un video real y uno falsificado.

estudio Fuente: Pixabay - chrispodbo

Para tener una idea acabada de cómo funcionan las deep fakes, resulta muy interesante ver la experiencia de ABC News, un medio australiano. Los periodistas se propusieron crear una réplica de Malcolm Turnbull, su ex primer ministro. Primero, buscaron muchas fotos de la cara de Turnbull. Después, subieron las fotos a un software especializado que las analizó. El programa usó algoritmos de reconocimiento facial para crear un mapa de la cara del político. Después, descompuso cada mapa para un análisis píxel por píxel. A cada píxel le dio un valor según el lugar que tenía respecto a los otros píxeles, en un complejo trabajo de relación. Ahora que la cara de Turnbull era un montón de valores numéricos que el software comprendía, entró en escena un algoritmo que buscaba la esencia de la cara del exmandatario. Cada intento de recrear la cara salía mejor hasta que, después de 100 mil intentos, quedó un resultado casi perfecto. Lo que a un humano le hubiera costado 12 millones de años, una computadora lo hizo en 10 horas.

Nicolas Cage en todas las películas y Barack Obama diciendo palabrotas

Hace hace poco tiempo, solo gigantes como Disney podían recrear a Carrie Fisher para que los fanáticos disfrutaran de la princesa Leia una película más. Ahora que el software para crear deep fakes puede instalarse en una computadora de oficina, las posibilidades son infinitas. Prueba de eso son los falsos discursos de políticos muy conocidos que afloran en Youtube. Por ejemplo, el de un supuesto Barack Obama que llama "dipshit" (imbécil) a Donald Trump. O al comediante Jimmy Fallon con la cara de John Oliver. Este último experimento precisó más de 15 mil imágenes de ambos, además de 6 a 8 videos. La placa de video NVIDIA GTX 1080 TI GPU se encargó del resto en 72 horas.

Pero nada superó en popularidad a los videos que muestran a un supuesto Nicolas Cage protagonizando las películas más conocidas de la historia del cine. Podremos verlo en el papel de Indiana Jones, de Loise Lane en Superman, del temible T-1000 de Terminator 2, como James Bond o, incluso, como el querido Forrest Gump.

¿Te imaginás cómo quedaría tu crupier de la ruleta online con la cara de Nicolas Cage? Sin duda, podés usar los deep fakes para ese tipo de diversión inofensiva. Como los hilarantes videos de discursos de Angela Merkel con la cara de Donald Trump. El problema aparece con otro tipo de usos que pueden dañar la imagen de una persona o intentar modificar la opinión de un ciudadano mediante la manipulación de los datos.

Un arma de destrucción masiva para crear noticias falsas

El mencionado caso de la pornografía puede ser muy dañino para las actrices perjudicadas. El fenómeno se volvió tan grave que los portales como Pornhub decidieron prohibir las deep fakes. Incluso Google las eliminó de sus resultados de búsqueda. Sobre el tema, la actriz Scarlett Johansson, una de las tantas perjudicadas, se mostró resignada: "Protegerse de Internet y su depravación es una tarea perdida", le dijo al Washington Post.

 ordenador portátil Fuente: Pixabay.com - pixel2013

¿Y si las deep fakes avanzan de las celebridades a las personas comunes? Imaginate una empresa que ofrezca crear réplicas para chantajes. Bastaría darse una vuelta por las redes sociales de cualquier persona para obtener toneladas de fotos y videos. Después, solo bastaría procesar la información, como explicamos anteriormente, para crear el video falso.

Otro terreno fértil para el uso indebido de la tecnología deep fake son las fake news, noticias falsas que se viralizan en redes sociales. Si el video de Obama es tan convincente, ¿por qué no podrían viralizarse videos de políticos utilizando frases que ataquen a su principal electorado? Eso sin contar que también están avanzando los programas que simulan la voz, lo que formaría ya un paquete completo para falsificar a una persona.

Por suerte, no todo está perdido, ya que los mismos programas que se usan para crear deep fakes pueden usarse para detectarlas. Como con todos los programas de seguridad, será una carrera entre ellos y los falsificadores, que se volverán cada vez más sofisticados. Nosotros, mientras tanto, seguiremos atentos a esta novedad tecnológica que nos sorprende, y aterra, cada día más.

Registrarse
Piensa antes de criticar a un futbolista Descubre qué pasó con las estrellas de Beverly Hills 90210