Regístrate ahora

Obtén €1000 bono

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta €400 • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo €10 • Requisito de apuesta x70 veces 

Términos de la promoción

Registrarse

El huracán Alexandria

Estados unidos, Trump, Presidencia estados unidos

Alejandría y otros representantes; Spin Palace BlogFuente: ASSOCIATED PRESS/J. Scott Applewhite

Hace un año trabajaba de mesera para ayudar a su familia y pagar sus deudas de la universidad. Hasta que esta joven de 29 años, nacida y criada en el Bronx, Nueva York, decidió pelear por un lugar como congresista por el Partido Demócrata. A partir de ese momento, atrajo un interés inusitado del público y la prensa. Tanta fascinación solo podría compararse con lo que genera jugar máquinas tragamonedas online. Es que, en cierto punto, AOC llegó para satisfacer una demanda: que votar no fuera una cuestión de azar, que los votantes tuvieran una referencia con ideas claras a favor de la lucha de las mujeres, de mejoras en el salario de los trabajadores, y en contra de la discriminación racial.

Sus orígenes

El 13 de octubre de 1989, en el Bronx, Nueva York, nació quien años después se convertiría en la congresista más joven de la historia de Estados Unidos. Hasta los cinco años vivió en el mismo barrio, hasta que su familia se mudó al condado de Westchester.

La vida relativamente tranquila de Alexandria entró en crisis con la muerte de su padre, arquitecto que se ocupaba de sostener económicamente a la familia. Su madre, ama de casa puertorriqueña, tuvo que trabajar como empleada doméstica y conducir micros escolares para impedir que les rematasen la casa. AOC también colaboró trabajando de camarera.

La muerte por cáncer de pulmón de Sergio Ocasio llegó cuando Alexandria cursaba el segundo año de su carrera universitaria. Para poder seguir cursando sus estudios, la futura congresista recibió una beca de la oficina de inmigración. En 2011, se graduó con honores como licenciada en relaciones internacionales y economía.

El capitolio en Washington DC; Spin Palace BlogFuente: pogo_mm

La candidatura

En 2016, AOC fue parte de la campaña de Bernie Sanders en la interna demócrata. Sanders representó un ala izquierda de estilo antisistema en el Partido Demócrata, que finalmente tuvo como representante a Hillary Clinton, la candidata derrotada por Donald Trump en 2017.

Sin perder las esperanzas por la derrota de su partido, Ocasio-Cortez recorrió en auto Estados Unidos visitando gente afectada por violaciones a los derechos humanos. Ahí se convenció de que no hacía falta ser millonaria para triunfar con una candidatura. Así que, con una bolsa de supermercado al hombro, repartió folletos puerta a puerta en su barrio. Sin siquiera seguro médico y viviendo en un departamento modesto, se negó a recibir donaciones de empresas, que condicionarían su política anticorporativa. La mayoría de los fondos de su campañía fueron pequeñas contribuciones de sus simpatizantes, inferiores a los 200 dólares por persona.

Parecía imposible que una mujer que se define como socialista, tiene 29 años, morena, de ascendencia latinoamericana, pudiera destronar a Joe Crowley, un demócrata veterano que representaba al distrito desde hacía muchos años. Sin embargo, la identificación de los votantes, además del manejo hábil de las redes sociales, inclinaron la balanza para producir una victoria cómoda de Alexandria. Había triunfado un programa de reformas que corría por izquierda al aletargado Partido Demócrata: defensa de la salud universal, trabajo para todos, terminar con la privatización del sistema carcelario, controlar las ventas y tenencia de armas de fuego, y universidad pública y gratuita. Además, AOC seguía el camino que había comenzado la candidatura truncada de Bernie Sanders para la presidencia.

Alexandria Ocasio-Cortez hablando con Kerri Evelyn Harris en Nueva YorkFuente: Corey Torpie

Alexandria vs. Trump

Como se podía esperar, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se situó en las antípodas del discurso de Alexandria Ocasio-Cortez. En el libro American Carnage: On the Front Lines of the Republican Civil War, escrito por el periodista Tim Alberta, Trump compara a AOC con un loco que grita en una esquina, además de decir que "no sabe nada". La congresista le respondió: "Sé que, como todas las mujeres del pueblo, tengo más fuerza de lo que parece".

Está claro que el presidente estadounidense, con su discurso duro contra los inmigrantes, a favor de las armas de fuego y de la intervención del ejército en asuntos extranjeros, resulta el rival perfecto para una activista miembro de la agrupación Socialistas Democráticos de América. AOC reivindica el New Deal Verde, opuesto a aquellos que afirman que el calentamiento global es un mito. Y apoya el movimiento LGTBI, frente a frases machistas y misóginas de Trump.

De hecho, AOC comparte con las congresistas Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley el denominado "escuadrón" de mujeres renovadoras. El presidente de Estados Unidos las criticó con ferocidad, al punto de pedir que "regresaran a sus países", en referencia a sus orígenes étnicos.

Carisma y redes sociales

Nadie duda de las habilidades de Alexandria Ocasio-Cortez para explotar las redes sociales. De hecho, en campaña, filmaba en vivo cuando discutía sus propuestas con los vecinos de su barrio. Incluso transmitió el ingreso a las instalaciones del Congreso. De esa forma, estableció un trato directo con sus votantes, sin mediadores y sin publicidad millonaria.

Tal vez por su popularidad y carisma en redes sociales, un anónimo filtró un video a principios de junio con la intención de desacreditarla. En el video se puede ver bailando a una AOC universitaria, junto a otros jóvenes. El intento tuvo un efecto búmeran, ya que Alexandria no solo no se ofendió, sino que hasta improvisó un nuevo baile antes de entrar en su oficina del Congreso.

Registrarse
Tradiciones navideñas exclusivas del mundo 4 Mitos Legendarios de Casinos en Línea