¡SPIN PALACE TE DA LA BIENVENIDA!

Obtén 200 € bono

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta 400 € • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo 10 € • Requisito de apuesta x70 veces 

Términos de la promoción

Registrarse

Trucos y consejos para ganar al vídeo-póker

El vídeo-póker tiene reglas parecidas al póker convencional.Fuente: Arcaion

El vídeo-póker es uno de los juegos más populares de todos los que hoy puedes encontrar en un casino. Rapidez en las jugadas, excelente tasa de pagos y diversión a raudales son algunas de las claves que explican su éxito. Como sabemos que lo que más te gusta es ganar cuando juegas, aquí queremos darte algunos sencillos consejos y estrategias que te ayudarán a alcanzar los mejores resultados, así que no pierdas detalle de todo lo que vamos a contarte.

¿Qué es el vídeo-póker?

Lo primero es explicarte en qué consiste, ya que es posible que nunca hayas jugado a una mano en esta modalidad. Es más, hay muchos que confunden el vídeo-póker con el póker online cuando en realidad no tienen nada que ver en absoluto.

El vídeo-póker funciona más como una tragamonedas que como otra cosa. Tanto físicamente como online, el jugador recibe una serie de cinco cartas en la pantalla de la máquina. A posteriori hay que ir haciendo girar los carretes para obtener las mejores figuras con el fin de obtener el premio.

Las figuras son las mismas que en el póker convencional. Es decir, tu misión es obtener parejas, dobles parejas, full, trío, escalera, póker o escalera de color. Cuanto más valiosa sea la figura que consigas, mayores serán los beneficios que obtendrás.

Entonces, ¿en qué se diferencia del póker convencional? Pues en que no juegas en una mesa física ni virtual ni te enfrentas a otros rivales. Solo tienes que buscar las mejores combinaciones de cartas sin importar lo que otros jugadores puedan tener, ya que no hay nadie jugando contra ti.

De ahí su emoción, su rapidez en las manos y la posibilidad de obtener buenos premios, y es que una de las características esenciales del vídeo-póker es la de registrar mejores tasas de pago que la mayoría de tragamonedas y, por supuesto, que el póker convencional.

Estrategias para ganar al vídeo-póker

Vamos a detenernos poco aquí, ya que cada estrategia o consejo que te demos estará perfectamente explicado. Eso sí, queremos decirte que se trata de simples formas de jugar que elevarán tus posibilidades de victoria. Nada de trucos para engañar a la máquina, algo imposible desde que algunos jugadores como John Kane encontraran fallos en los sistemas.

Y, por supuesto, el primer consejo que debemos darte es el de jugar con la cabeza fría y con responsabilidad. Lo mejor que puedes hacer es establecer un presupuesto de juego y no superarlo. No olvides nunca que jugar al vídeo-póker o a cualquier otro juego de casino es una forma de divertirse, por lo que has de ser consciente de lo que haces en todo momento.

Escalera RealFuente: Cornischong

Estudia los pagos de cada máquina

Aunque pienses que son uniformes, lo cierto es que esto está muy lejos de la realidad. Cada sistema de vídeo-póker cuenta con pagos variables que pueden hacerte ganar grandes cantidades cada muchas jugadas o, por el contrario, obtener con frecuencia pequeñas victorias.

Fijarte en esto no es ninguna tontería. Al contrario, dependiendo de tu forma de jugar deberás elegir sistemas que se acomoden a ella, ya que de lo contrario puede que la diversión se convierta en frustración y acabes pensando que el vídeo-póker no está hecho para ti.

Así, si te gusta jugar rápido y con grandes apuestas, los sistemas con volatilidad son los tuyos. Y al contrario, si eres de apuestas pequeñas y largas partidas, deberás elegir el vídeo-póker de baja volatilidad.

Estudia la jugada

No hay prisa, ningún sistema de vídeo-póker cuenta con un reloj que te esté agobiando para que realices tus jugadas al instante, así que tómatelo con calma y estudia un momento las posibilidades a tu disposición.

Así, las primeras manos de una partida deberían servirte para comprender el sistema que tienes delante con toda la tranquilidad que quieras. Observa los botones, estudia el tipo de apuesta que vas a realizar y no te precipites, el vídeo-póker es mucho más divertido si le insuflas un poco de paciencia y, por supuesto, estrategia.

Ser conservador puede ser ventajoso

Aquí no nos referimos a las apuestas que hagas, eso te lo dejamos a ti que eres el que tiene que decidir cuánto y cómo quiere jugar. Lo que queremos decir es que hay manos que invitan a la aventura pero que pueden terminar en catástrofe. Por ejemplo, si de salida obtienes una pareja y otras tres cartas del mismo color, ¿por qué no arriesgarse y buscar la escalera de color que te dé el máximo premio?

Puedes hacerlo, claro, pero lo cierto es que esa pareja ya te da una base sólida para obtener algún premio. Así, una buena estrategia de juego será intercambiar las tres cartas que tienes del mismo color y mantener la pareja. No hace falta que te expliquemos que una doble pareja o la misma pareja que tienes de inicio es mejor que nada, así que ser un poco precavido puede ser una buena base para tu estrategia de juego.

Entrena gratis

Los jugadores de póker profesional no se lanzan de buenas a primeras a las mesas en las que se realizan grandes apuestas. Al contrario, pasan por un proceso de aprendizaje que les permite depurar su técnica, analizar variantes y, al fin y al cabo, mejorar su rendimiento para obtener mejores resultados cuando compiten.

Tú no vas a competir en el vídeo-póker, pero sí que quieres sacarle a la máquina todo lo posible, por lo que la estrategia de entrenar no debería resultarte indiferente. En internet hay miles de juegos de vídeo-póker completamente gratuitos para que puedas ir advirtiendo tus propios fallos y corregirlos.

Aprovecha esta oportunidad, y es que contar con una buena habilidad es lo mejor que puede pasarte para conseguir que tus partidas terminen las más de las veces en una victoria que te haga sentir que jugar al vídeo-póker es tan divertido como rentable.

Registrarse
5 tenistas favoritos para triunfar en Wimbledon La cara menos conocida de la violencia doméstica